Área de Turismo Excmo. Ayto. de Antequera La obra actual la debemos al maestro alarife Nicolás Mejías, realizándola entre los años 1784 y 1785. En 1954, se llevaron a cabo un importante número de obras, así que de la obra de Mejías sólo se conserva la capilla mayor, el camarín de ésta y la espadaña. El resto del templo se hizo prácticamente nuevo, siguiendo los diseños similares al antiguo, si bien se aumentó la altura de la nave central. Además se incorporó la portada de caliza roja procedente de la antigua iglesia de las Huérfanas. En la actualidad el elemento arquitectónico de mayor interés lo constituye su espadaña de ladrillo, con dos cuerpos sobre el nivel del tejado, apeados sobre una especie de peana panzuda. El primero de ellos abre dos huecos con arcos de medio punto entre pilastras toscanas, esquema que se repite en el cuerpo superior que es de un solo hueco; jarrones de cerámica vidriada y el amplio vuelo de las cornisas contribuyen a definir su silueta. La imagen titular de San Miguel, que preside el camarín del retablo mayor, es una escultura de tamaño algo menor del natural y obra del siglo XVI. La peana sobre la que aparece es obra de estilo rococó.