Área de Turismo Excmo. Ayto. de Antequera

El Museo Conventual de las Descalzas de Antequera, inaugurado el 16 de octubre de 1999, conserva y expone uno de los más bellos tesoros artísticos de la ciudad de Antequera. Su colección permanente está formada por un importante número de piezas artísticas del más alto nivel que la comunidad de madres carmelitas ha sabido conservar a través de los siglos y que ahora se expone para disfrute de quienes visiten esta institución.

Una vez que se entra al punto de recepción de visitantes podemos acceder directamente a la iglesia, que es una joya del Barroco antequerano en cuanto a sus proporciones y concepción espacial. Su retablo mayor, atribuído a Francisco Primo, está presidido por la escultura de San José, obra del siglo XVII, con cabeza de Andrés de Cavajal correspondiente a la siguiente centuria.

A través de la sacristía, cuyas paredes decoran dos retratos de importantes personajes eclesiásticos de Indias y un magnífico espejo velazqueño, accedemos mediante una escalera a las diferentes salas situadas en la planta superior. En la primera de las Salas, llamada de la Tribuna, se exponen las esculturas de un Busto de Dolorosa de Pedro de Mena, un San Miguel Arcángel del napolitano Giuseppe Sarno y varias imágenes del Niño Jesús, destacando una de Andrés de Carvajal y otra del taller de Martínez Montañés. De las peredes cuelgan varios lienzos salidos del taller del pintor manierista Antonio Mohedano, como la Virgen del Silencio, San Miguel y San Alberto de Sicilia.

La siguiente Sala, denominada de Nicola Fumo, guarda dos magníficas esculturas de la Inmaculada y San José realizadas por este artista napolitano en 1705. Otras piezas importantes son dos lienzos de comienzos del siglo XVIII de la Virgen de Guadalupe y la Virgen de los Remedios del pintor mejicano Antonio de Torres. Entre las piezas de platería expuestas en una vitrina destacan la Custodia de la Fundadora, realizada por el platero Antonio de Alcántara en 1654, y un relicario de plata enmarcando una Carta autógrafa de Santa Teresa de Jesús, fechada en 1577.

Saliendo al corredor pasamos a la Sala del Nacimiento, que recibe este nombre por el llamado Belén de las Descalzas, en el que se desarrolla una escenografía de la acrópolis antequerana presidida por la Alcazaba. El Misterio es obra del artista quiteño Manuel Caspicara y el resto de las figuras son terracotas de talleres sevillanos, granadinos y antequeranos de los siglos XVIII y XIX. También se exponen en esta Sala las esculturas del Niño Jesús Pastorcito del murciano Francisco Salzillo y de la Virgen de Belén del sevillano Duque Cornejo.

Pasamos a continuación a la Sala de Santa Teresa, presidida por el lienzo del pintor italiano Luca Giordano que representa a Santa Teresa escritora. Otras obras del máximo interés son la Virgen de la Soledad, llamada la Priorísima, obra del escultor antequerano Antonio del Castillo de 1692, y un Crucificado de tamaño menor firmado por el escultor Diego Márquez en 1754. También se expone la primitiva cabeza del San José que preside el retablo mayor de la iglesia, seccionada por un rayo en 1759.

Abandonamos la Sala y recorremos la galería alta del Claustrillo, a lo largo de la cual podemos contemplar varios de los quitapesares o imágenes de los Niñojesús, de los siglos XVIII y XIX, que se exponen en urnas de madera antiguas.

Tríptico Museo Conventual de las Carmelitas Descalzas