Preside la plaza a la que da nombre. Se trata de un busto de 95 centímetros de alto en bronce, obra del escultor José Manuel Patricio Toro. La escultura se asienta sobre un pedestal de piedra roja de forma octogonal, que viene a representar a las ocho provincias andaluzas.
Antequera aparece ligada de forma inexorable a la figura de Plácido Fernández Viagas. Este político y jurista quedará siempre unido al instante mismo del nacimiento de una nueva región en el contexto de España. Presidente de la Junta Preautonómica de Andalucía, desarrolló una brillante carrera política y laboral. Firmó en 1978 el Pacto de Antequera dos días antes de que fuese refrendada la Constitución Española. Por este pacto, representantes de todos los partidos políticos se comprometieron a lograr la autonomía para la Comunidad Andaluza.
Fernández Viagas impulsó las relaciones y entendimiento entre los partidos políticos e hizo posible la redacción del Primer Estatuto de Andalucía.
El monumento es un canto en honor al que fuera el artífice de la nueva Andalucía.