Área de Turismo Excmo. Ayto. de Antequera

Fundan las Carmelitas Descalzas de Santa Teresa casa y convento en Antequera en el año 1632, aunque la actual iglesia se levantó entre los años 1707 y 1734. Del conjunto del exterior destacan la portadita de regla del tiempo de la fundación y, por supuesto, la maravillosa fachada barroca de la iglesia, atribuida a Tomás de Melgarejo. Esta fachada responde al esquema compositivo carmelitano, aunque resulta también de un notable paganismo en sus programas iconográficos poco acorde con el espíritu y la regla de la Orden. El esquema de la portada recuerda el tipo castellano, una composición rectangular, coronada de frontón triangular, en cuyo paño principal se desarrolla la portada propiamente dicha, estructurada en dos cuerpos. Esta está realizada en ladrillo magníficamente labrado y tallado, con numerosas aplicaciones de barro cocido en las que se representa un confuso programa decorativo grecorromano de sirenas, tritones, pegasos y mascarones. La planta de la iglesia es de cruz latina, de una sola nave y con los brazos del crucero poco profundos. El retablo mayor, de tres calles y rematado en medio punto, utiliza profusamente el estípite como elemento articulador, repitiendo el programa de santos carmelitas que veremos en la iglesia del Carmen. Preside dicho retablo San José, obra del siglo XVII, que sufrió un grave deterioro a consecuencia de un rayo, teniéndosele que sustituir la cabeza. Es obra de Andrés de Carvajal.
Los demás retablos que decoran la iglesia deben ser de la misma época. Son muy interesantes las esculturas de los retablos colaterales del crucero, las de Santa Teresa del siglo XVIII, y el de San Juan de la Cruz del siglo XX, ambos Doctores de la Iglesia. En un retablo de estilo rococó encontramos una bella imagen de la Virgen del Tránsito. En el apartado escultórico se destacan también los ángeles lampadarios del presbiterio, probablemente obra de Miguel Márquez. Las pinturas que decoran este interior son de notable interés, destacando una magnífica tela de Pedro Atanasio Bocanegra: La Virgen con el Niño adorados por San Miguel, San Gabriel, San Ildefonso y Santa Catalina; frente a este cuadro hay otro de San José con el Niño y San Juanito, firmado por el mismo autor del anterior. Otros lienzos importantes son las Perspectivas arquitectónicas.
El Museo Conventual de Las Descalzas ofrece este espléndido espacio como primera Sala en su recorrido museístico.

convento-san-jose1_400x600