Ya se encuentra en fase de licitación por un importe inicial de 916.847,30 euros con cargo en parte al 1,5 por ciento cultural de las obras del AVE, con un plazo de ejecución previsto de 18 meses. Las empresas interesadas en acometer el proyecto podrán presentar sus respectivas ofertas hasta las 15:00 horas del lunes 29 de julio. La colaboración en los últimos meses de la Junta de Andalucía, titular de la parcela, ha resultado clave.


Las obras para la consolidación y puesta en valor del yacimiento arqueológico de la Villa Romana de la Estación de Antequera comenzarán antes de la conclusión del presente verano al estar ya en fase de licitación pública. Será hasta el próximo lunes 29 de julio, a las 15:00 horas, cuando se puedan presentar ofertas por parte de empresas privadas que estén interesadas
en ser contratadas para ejecutar dicho proyecto. El presupuesto base de licitación del proyecto es de 916.847,30 euros –impuestos incluidos–, contando como subvención para el desarrollo de parte del mismo el importe del 1,5 por ciento cultural que los ministerios de Fomento y Cultura del Gobierno de España destinan como compensación por las obras –en este caso– de la línea de alta velocidad ferroviaria Antequera-Granada. La aportación estatal vendrá a ser el 75 por ciento aproximado del
importe total, aportando el resto el propio Ayuntamiento. El plazo de ejecución previsto del proyecto –que fue elaborado por el arquitecto local Manuel Campos Mira– es de 18 meses, teniendo previsto el inicio de las obras antes del final del presente verano. Pieza clave en el desbloqueo final del proyecto han sido las gestiones realizadas entre el Ayuntamiento de Antequera y la Junta de Andalucía –titular de la parcela en sí en la que se ubica la Villa Romana–, cuya participación en última instancia ha posibilitado que puedan darse las condiciones necesarias de cara a solventar las cuestiones burocráticas planteadas por la administración estatal que habían frenado en los últimos meses la licitación de las obras.

El alcalde Manolo Barón considera al respecto que se trata de una obra de recuperación importantísima no sólo por el hecho de poner en valor la que está considerada como principal Villa Romana que se conserva de la Hispania Romana en Andalucía, sino también por ser determinante para el futuro del desarrollo de la ciudad en dos aspectos. El primero de ellos, por el nuevo enclave de carácter patrimonial que turísticamente se pone en valor, constituyendo un nuevo atractivo que pretende ser, dada su cercanía a la futura estación de tren AVE, “el primer recurso que visite un pasajero al llegar a Antequera”. El segundo, porque este proyecto supondrá disponer de una solución al problema que se planteaba a la hora de que la Junta de Andalucía concluya la Circunvalación Norte de la ciudad, hecho que también se complementará paralelamente con el anuncio, por parte de la Consejería de Fomento, de la inminente continuación de dicha Circunvalación hasta la rotonda de la Estación de Tren resolviendo el cuello de botella existente aún en la confluencia con los terrenos del antiguo Silo.

Detalles sobre el proyecto
Por su parte, la teniente de alcalde delegada de Patrimonio Histórico, Ana Cebrián, precisa algunos matices del proyecto de consolidación y puesta en valor de la Villa Romana de la Estación, que contemplará la total definición de las obras de puesta en valor, los trabajos arqueológicos de tratamiento, la construcción de todos aquellos elementos necesarios para la conservación de la villa romana y plataformas para hacer un recorrido visitable, completado con los senderos y acondicionamiento que el terreno precise, el vallado perimetral de la zona, la red de drenajes y recogidas, la instalación eléctrica e iluminación, así como la señalética y parte de la adecuación de exteriores para permitir su acceso desde la zona de aparcamientos de la actual estación de ferrocarril. Cebrián ha declarado que “por fin se le va a poder hacer justicia y dignificar un enclave único que está catalogado como Bien de Interés Cultural desde hace más de 20 años”. Respecto al proyecto en sí, considera que se trata de una idea “novedosa e innovadora”, destacando sobre todo la sensibilidad del mismo hacia el patrimonio en sí.