La ejecución de este proyecto, de seis meses de duración y 10.300 euros de inversión, se ha centrado en la reconstrucción de las Termas virtualizando en 3D los diferentes espacios con los que cuenta dicho complejo termal. También se ha desbrozado y limpiado una zona que será accesible bajo demanda a través de «Tu historia», que prepara ya visitas guiadas con anfitrión, audioguías y realidad aumentada profundizando así en la época romana.

La teniente de alcalde delegada de Turismo y Patrimonio Histórico, Ana Cebrián, y el arqueólogo municipal Manuel Romero han presentado hoy una serie de mejoras que el Ayuntamiento de Antequera ha promovido para mejorar la puesta en valor de las Termas Romanas de Santa María, yacimiento ubicado en las inmediaciones de la plaza de los Escribanos a los pies de la Colegiata.

La ejecución de este proyecto, de seis meses de duración y 10.300 euros de inversión, se ha centrado en la reconstrucción de las Termas Romanas de Santa María, virtualizando en un modelo 3D los diferentes espacios con los que cuenta el complejo termal. El objetivo prioritario ha sido la extracción final de varias imágenes fotorrealistas renderizadas de alta calidad que sirven de apoyo a la puesta en valor de este yacimiento. Los responsables de este trabajo han sido el arqueólogo Alberto Villarejo, el profesor Sebastián Vargas –del departamento de Arqueología de la Universidad de Sevilla– y el propio arqueólogo municipal Manuel Romero.

Han sido un total de 5 los paneles que se han instalado permitiendo, a partir de ahora, comprender de primera mano y sobre el terreno cómo se utilizaban las termas en la época romana y la distribución de los espacios de las mismas.

Por otra parte, a través de una cuadrilla de trabajadores del Plan AIRE, se han acometido labores de desbroce y limpieza de un solar en el que también se han renovado las lonas que representan los mosaicos que yacen preservados bajo las mismas. Se va a estudiar la posibilidad de acometer intervenciones en la zona para mejorar la accesibilidad.

Ana Cebrián ha confirmado que, a través de estas actuaciones promovidas por el Ayuntamiento de Antequera, se contribuye a alcanzar el objetivo de hacer visitables este importante yacimiento arqueológico romano descubierto en el año 1987. En Este sentido, ha confirmado que, tras el verano, será «Tu historia» –ente que gestiona ya las visitas a la Colegiata de Santa María y la Alcazaba– quien se responsabilice de facilitar unas visitas a las termas que podrán realizarse bajo demanda. Paralelamente, ya se están preparando atractivas iniciativas de explotación turística caso de visitas guiadas con anfitrión, audioguías o realidad aumentada a través de dispositivos móviles para favorecer, aún más, la reinterpretación visual que se puede realizar ya a través de los nuevos paneles visuales instalados.

Metodología desarrollada para la creación de las recreaciones visuales

– Recopilación de toda la información relativa a la fase romana del yacimiento.

– Visitas in situ al yacimiento arqueológico y toma de datos.

– Selección de las visuales más atractivas desde el punto de vista pedagógico.

– Modelado 3D a través del programa «Blender Foundation» de todas las estructuras arqueológicas existentes.

– Estudio detallado de mobiliario y objetos de uso cotidiano de las termas romanas. Selección y modelado de los mismos.

– Fotogrametría de los revestimientos originales que permanecen en el yacimiento, sobre todo placas de mármoles, estucos, pavimentos, técnicas edilicias empleadas, etc. Con este material se realizó una nube de puntos densa, de unos 12 millones de unidades que, posteriormente, se convirtió en una malla para ser texturizada, exportada a formato jpg y reincorporada al modelo 3D.

– Modelado y texturización de personajes femeninos y masculinos, caracterizados con la indumentaria específica de unas termas del siglo III d.C.

– Proyección de la iluminación típica de los diferentes ambientes termales, para conseguir un renderizado final con el motor Cycles, obteniendo una resolución de imagen HD de 1920 X 1080 píxeles por pulgada.

– Impresión final de cinco imágenes fotorrealistas en un tamaño de 90 x 70 cm que, finalmente, se han instalado sobre los diferentes atriles a lo largo de un recorrido marcado en el yacimiento arqueológico.

– Impresión final de una imagen fotorrealista, acompañada de texto en español e inglés, de 120 x 90 cm, destinada al panel que se encuentra situad en el mirador de la Plaza de los Escribanos.