La teniente de alcalde de Cultura, Ferias, Tradiciones y Juventud, Elena Melero, así como los devotos Isabel Astorga, Fermín Molina y Gerardo García han presentado en la mañana de ayer miércoles una nueva edición de la tradicional misa rociera y posterior traslado en romería a su ermita del Santísimo Cristo de la Verónica, advocación muy popular en nuestra ciudad.

Dichos actos tendrán lugar el próximo domingo 18, previo como de costumbre al desarrollo de la Real Feria de Agosto, comenzando la celebración eucarística a las 08:00 horas en la Plaza de Toros.

La Santa Misa Rociera estará celebrada por el padre capuchino Laureano, párroco de El Salvador, y por el hermano Luis, director de la Residencia de Ancianos San Juan de Dios, contando además con los cantos del Coro Rociero D´Arte y la colaboración de Rafael Ladrón de Guevara. Al finalizar la eucaristía, se entregarán a devotos y benefactores la medalla del Cristo, llevándose a hombros en su nuevo trono (estrenado el año pasado), siguiendo para ello el itinerario habitual de plaza Castilla, Pío XII, Ronda Intermedia, avenida José María Fernández y carretera de Sevilla. Desde la organización se invita a caballistas, grupos rocieros y devotos a participar tanto en el traslado en romería como en la propia misa en sí.

“Cada día vemos que son muchísimos los antequeranos que acuden a la ermita del Señor a rezarle o darle las gracias; cada agosto, el Señor de la Verónica devuelve esa visita y sube a Antequera a celebrar con todos los antequeranos y los devotos una misa rociera”, manifestaba durante la rueda de prensa la teniente de alcalde Elena Melero, calificando esta cita anual como “entrañable” para todos los antequeranos en general. Se ha tenido además un recuerdo especial hacia uno de los grandes promotores de la devoción y culto al Señor de la Verónica, Manolo Molina, quien no ha podido asistir a la presentación al encontrarse impedido.