Han comenzado las labores de desbroce y limpieza por parte de los operarios de la empresa constructora especializada Díaz Cubero, adjudicataria de unas obras que contarán con la financiación del 1,5 por ciento Cultural por las obras de la línea de alta velocidad Antequera-Granada. El alcalde Manolo Barón muestra su satisfacción por acabar con una espera que se ha prolongado dos décadas, desde finales del siglo XX.

Las obras de recuperación y rehabilitación de la Villa Romana de la Estación en Antequera son ya una realidad. El alcalde Manolo Barón y la teniente de alcalde delegada de Turismo y Patrimonio Histórico, Ana Cebrián, han visitado hoy jueves el inicio de unas tareas que en esta fase preliminar se centran en la limpieza y desbroce de toda la villa, unas labores
muy manuales y cuidadosas puesto que hay que ir descubriendo poco a poco los restos arqueológicos sin que sufran daño alguno en las labores de desbroce de la maleza existente.

Dichos trabajos están siendo llevados a cabo por operarios de la empresa constructora especializada Díaz Cubero, adjudicataria de las obras, bajo la atenta supervisión técnica del arqueólogo municipal, Manuel Romero. Tras esta fase preliminar, que conllevará de 7 a 10 días, se procederá a marcar los viales para que puedan acceder las máquinas
dentro del recinto. La instalación de pilares para las plataformas sobre las que se podrá visitar el yacimiento sería el siguiente paso.

Tanto Manolo Barón como Ana Cebrián coinciden a la hora de señalar al respecto que “la Villa Romana de la Estación volverá a surgir tras 21 años de espera, haciendo desde el Ayuntamiento un gran esfuerzo por hacer realidad un proyecto que ha implicado a muchas administraciones, puesto que la responsable de yacimientos arqueológicos como este es la Junta de Andalucía y el Ministerio ha subvencionado el proyecto a través del 1,5 por ciento Cultural derivado de las obras de la línea de alta velocidad Antequera- Granada”. “Estamos muy satisfechos y contentos por el hecho de que un proyecto que se eternizaba empieza hoy su recuperación como uno de los principales vestigios arqueológicos de Antequera”, concluye Manolo Barón.

El proyecto de consolidación y puesta en valor de la Villa Romana de la Estación de Antequera contempla la total definición de las obras de puesta en valor, los trabajos arqueológicos de tratamiento, la construcción de todos aquellos elementos necesarios para la conservación de la villa romana y plataformas para hacer un recorrido visitable,
completado con los senderos y acondicionamiento que el terreno precise, el vallado perimetral de la zona, la red de drenajes y recogidas, la instalación eléctrica e iluminación, así como la señalética y parte de la adecuación de exteriores para permitir su acceso desde la zona de aparcamientos de la actual estación de ferrocarril.

El presupuesto base de licitación del proyecto es de 916.847,30 euros –impuestos incluidos–, contando como subvención para el desarrollo de parte del mismo 739.374,61 euros procedentes de los mencionados fondos del 1,5 por ciento cultural por las obras del AVE. El importe restante se habilita con cargo a fondos propios del Ayuntamiento de Antequera.

Sobre la Villa Romana de la Estación
La Villa Romana de la Estación posee una serie de valores fundamentalmente de carácter histórico, arqueológico y artístico, que justifican plenamente su importancia y relevancia, destacando el buen grado de conservación de sus estructuras, así como la singularidad de los hallazgos materiales, que han permitido la interpretación integral de la villa y la reconstrucción de este ambiente arqueológico, ya que la mayoría de las piezas documentadas aparecen contextualizadas en su marco espacial y arquitectónico.

Esta villa se adscribe a la tipología denominada “de peristilo” y en concreto su origen se remonta a la segunda mitad del siglo I d. C., detectándose su abandono a finales del siglo IV o principios del V. Se caracteriza en esencia por un suntuoso matiz residencial, reflejo de la ideología y capacidad adquisitiva de sus dueños, destacando la calidad de la estatuaria aparecida, principalmente, en el ámbito del peristilo y directamente relacionada con la decoración de fuentes y estanques, siendo especialmente relevantes también los mosaicos hallados y salvaguardados.