La iniciativa se ha llevado a cabo dentro del Plan Fideliza que la Asociación de Comercio, Empresas e Industria ha puesto en marcha a través de una nueva subvención de colaboración por parte del Consistorio de 12.700 euros. Las ubicaciones de estos dispensadores semiautomáticos son la carrera de Madre Carmen, las plazas de San Agustín, San Luis y del empresario Francisco Molina, plazuela de San Zoilo, Calzada (Villodres), Lucena, Tercia, Comedias y Duranes.

El alcalde de Antequera, Manolo Barón, la teniente de alcalde delegada de Turismo y Comercio, Ana Cebrián, y el presidente de la Asociación de Comercio, Empresas e Industria de Antequera (ACIA), Jorge Del Pino, han presentado en la mañana de hoy una nueva iniciativa desarrollada con el objetivo de seguir promoviendo tanto unas compras seguras por parte de cualquier usuario del comercio antequerano como de los propios comerciantes. Se trata de la instalación de diez dispensadores de gel desinfectante para manos, accionados de forma semiautomática a través de un pedal.

Diez enclaves estratégicos del Centro Comercial Abierto de nuestra ciudad acogen estos dispensadores metálicos ubicados en plena vía pública: la carrera de Madre Carmen; las plazas de San Agustín, San Luis y del empresario Francisco Molina (Teatro Torcal); la plazuela de San Zoilo, el pasaje de Lucena con Comedias y las calles Tercia, Comedias y Duranes.

Se trata de una iniciativa promovida por la ACIA en colaboración con el Ayuntamiento de Antequera, puesto que el Consistorio ha concedido una subvención extraordinaria de 12.700 euros para el desarrollo del denominado como «Plan Fideliza», un conjunto de actuaciones encaminadas a transmitir la idea de que a Antequera se puede venir a comprar de forma totalmente segura. Los dispensadores han sido adquiridos a la empresa antequerana RIVADIS, y serán rellenados periódicamente por la también empresa local CAL. Concretamente, el importe invertido en estos dispensadores asciende a 2.000 euros.

El Plan Fideliza también contempló, en el contexto de la campaña comercial de Navidad, una campaña promocional de «comercio seguro» en medios de comunicación, repartiéndose además mascarillas entre los comerciantes y utensilios prácticos de merchandising como bolígrafos con dispensadores de gel, «yoyos» antibacterianos o fundas para mascarillas.

Tanto el alcalde Manolo Barón como la teniente de alcalde Ana Cebrián han mostrado su satisfacción por el desarrollo de estas iniciativas subvencionadas por el Ayuntamiento con el objetivo de seguir mejorando el comercio local. El Alcalde, a su vez, ha querido trasladar un mensaje de agradecimiento a toda la población por no haber tenido que provocarse el cierre de comercios y actividades no esenciales en la aún vigente tercera ola de la pandemia del coronavirus al no haber superado la tasa acumulada de 1.000 casos en los últimos 14 días, hecho que ha contribuido a que, a pesar de las dificultades que entraña la actual crisis, se haya podido seguir abriendo de forma diaria la persiana tanto de comercios como de establecimientos de hostelería.