Considerada como una de las piezas más valiosas del patrimonio cofrade local, ha sido recuperada y traspasada a un nuevo soporte de terciopelo por los talleres malagueños de Sebastián Marchante.

El alcalde de Antequera, Manolo Barón, y la teniente de alcalde delegada de Cultura y Tradiciones, Elena Melero, asistían en la mañana de este sábado 20 de febrero al acto de presentación del manto procesional de la Virgen de los Dolores una vez que han sido completados los trabajos de restauración a los que ha sido sometido, durante casi dos años, por los talleres malagueños de Sebastián Marchante.

La iglesia conventual de Belén acogía un acto en el que el propio Sebastián Marchante explicó el proceso de investigación y trabajo al que ha sido sometido el manto, considerado como una de las piezas patrimoniales más importantes de las Cofradías de Antequera. De hecho, se ha podido confirmar la datación de la elaboración y confección de un manto realizado hace alrededor de doscientos años por las célebres hermanas Palomo.

El alcalde Manolo Barón fue invitado a cerrar el acto, asegurando sobre el manto de la Virgen de los Dolores que «esto también es patrimonio, uno de los patrimonios más antequeranos que tenemos; y el Ayuntamiento de Antequera, que es el Ayuntamiento de todos, tiene que luchar también para que las cosas de Antequera estén lo mejor posible y perduren en el tiempo».