Área de Turismo Excmo. Ayto. de Antequera El Triunfo de la Inmaculada de Antequera se contrata el 4 de octubre de 1697 entre el escultor Antonio del Castillo y la comunidad de padres Capuchinos, para ocupar la explanada existente ante su convento. Este artista se comprometía a realizar solamente el pedestal, puesto que la escultura de la Inmaculada que había de rematarlo estaba ya en el convento desde 1681, año en el que fue traída por el padre Francisco de Luque y colocada sobre la puerta principal El Triunfo de Antequera es una importante pieza del barroco andaluz. Su esquema es el siguiente: paralelepípedos rectangulares superpuestos con estrechamiento entre ambos, y sobre ellos una columna con capitel corintio, peana de perfiles curvos y finalmente la escultura. La imagen de la Inmaculada, en alabastro, es obra anónima, pero de una gran fuerza y movimiento; su manto al viento adquiere todo su pleno sentido en este caso al estar colocada al aire libre y a gran altura.