La Peña de los Enamorados

Cuenta la leyenda que Ibrahim, el alcaide del castillo de Archidona, tenía una hija de inusitada belleza, llamada Tagzona,  a la que  comprometió en matrimonio con el viejo jefe de la fortaleza de Alhama. Tagzona estaba enamorada de  Hamet, (conocido como Tello en otras versiones de esta leyenda), joven descendiente de una familia de Abencerrajes procedentes de Antequera. Los jóvenes amantes, ante la imposibilidad de vivir su romance deciden huir buscando territorio cristiano. Los amantes, viéndose perseguidos por los soldados de Ibrahim, cruzan el Guadalhorce y se refugian en la Peña. Ante su inminente captura deciden arrojarse al abismo sellando su amor. Desde entonces el lugar toma el nombre de la Peña de los Enamorados.

“De la tajada peña se arrojaron y en el aire las almas dejaron”.

(Versiones Miguel Lafuente Alcántara y Agustín de Tejada)

Antequera

Si por algo destaca Antequera es por su monumentalidad y patrimonio histórico, aspectos que se conservan desde la Prehistoria, a través de Los Dólmenes, propuesta para la inscripción en la Lista de Patrimonio Mundial 2015; desde la Edad Antigua, a través de los numerosos vestigios y villas romanas; desde la Edad Media, a través de la Alcazaba musulmana; desde la Edad Moderna, con la renacentista Real Colegiata de Santa María o el resto de templos en los que el Barroco adquiriera su máxima expresión, como la iglesia del Carmen, o desde la propia Edad Contemporánea, con numerosas casas palaciegas o edificios civiles, caso del Teatro Torcal, una de las máximas representaciones del Art Decó en nuestra comunidad autónoma.

Pero sin duda alguna, si por algo destaca Antequera entre todo ello es por sus iglesias, que en número ascienden a 33, resultando así ser la ciudad con más iglesias por habitante de España. La privilegiada situación geográfica de Antequera, nexo de unión entre Granada y Sevilla, entre Córdoba y Málaga, le hicieron constituirse como un lugar prolífico en lo que a representación de órdenes religiosas se refiere, teniendo como consecuencia más directa la construcción de templos cristianos que, más allá de su vocación religiosa, constituyen paralelamente verdaderas obras de arte, que han  conformado un patrimonio de incalculable valía.

Ruta de Antequera

Archidona

Con 8.900 habitantes y situada en la Sierra Norte de la provincia de Málaga, Archidona es un lugar estratégico para fundar un pueblo, elegido por las antiguas civilizaciones, al resguardo de las sierras de Gracia, del Conjuro y de las Grajas, y por hallarse en el paso natural que une las ciudades de Granada y Sevilla.

Desde la prehistoria, Archidona cuenta con numerosos vestigios, pero fueron los fenicios en el año 1500 a.C. los que iniciaron la construcción de las extensas murallas que posteriormente fueron perfeccionadas por cartagineses, romanos y árabes.

Tras la reconquista comienza a formarse la ciudad cristiana tal y como la conocemos hoy. En 1.901 la Villa de Archidona obtiene el “Título de Ciudad”, y gracias a su esplendido patrimonio cultural, es declarada “Conjunto Histórico-Artístico” en 1.980.

Las órdenes religiosas que se instalan en Archidona a partir del siglo XVI, jugarán un importante papel tanto en el orden espiritual como cultural. Tal es el Convento de Santo Domingo fundado por los monjes dominicos, actual Escuela de Hostelería y Hotel de 4 estrellas, los Monjes Mínimos de la Iglesia de la Victoria y las monjas Mínimas de San Francisco de Paula, a quienes se suman desde 1757 los Padres Escolapios tras la fundación de su Colegio.

Reconocida como 1ª Maravilla de la provincia de Málaga mostramos a nuestros visitantes una de las obras más destacadas del Barroco andaluz, la Plaza Ochavada, un conjunto arquitectónico de singular belleza que sirve de marco inigualable para los acontecimientos que se celebran en Archidona.

Ruta de Archidona