Área de Turismo Excmo. Ayto. de Antequera Su construcción debe fecharse a comienzos del siglo XVII. Se articulan en su fachada dos plantas y un amplio ático o sobrado, que se dividen verticalmente en cinco calles; dos ejes más, le fueron añadidos en época posterior. La portada es ejemplar interesantísimo dentro del manierismo civil en Andalucía. Su primer cuerpo es de pilastras toscanas almohadilladas. En el segundo cuerpo de la portada se disponen pilastras cajeadas, entablamento y frontón triangular decorado con tacos. Estas pilastras se coronan, con unos grandes triglifos más volados en su parte inferior y umbraleados de gotas. Se trata, de un recurso muy del gusto de los manieristas italianos que bebieron en la producción última de Miguel Angel. Al interior del palacio se accede a través de un amplio zaguán, con mayor desarrollo espacial hacia la izquierda, y después de atravesar una bella cancela de hierro. Se cubre el referido zaguán con artesonado muy sencillo, situándose ménsulas en los extremos de las vigas. El patio resulta original en el conjunto de la arquitectura local, ya que presenta un sólo ala de galerías, en la que se disponen tres logias superpuestas, presentando columnas toscanas y arcos de medio punto en las plantas baja y principal y una estructura arquitrabada en el último. Estas galerías quedan abiertas a un recoleto jardín, rehecho a comienzos de nuestro siglo con cierto gusto romántico. El 1 de octubre de 2013, el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía acuerda inscribir en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, con la tipología de monumento, la Casa-Palacio de la Marquesa de las Escalonias.