La Asociación Cultural Antequerana del Trompo se ha constituido oficialmente con la intención de divulgar, extender y recuperar la práctica de los Juegos Tradcionales que tanto nos aportaron en nuestros primeros años de la niñez. Sin ser conscientes de ello, la práctica de estos juegos nos permitieron relacionarnos, educarnos, hacer deporte, y aprender, aspectos hoy especialmente valorados en los centros educativos. Por ello, tomando como referencia el juego del trompo, pretendemos dedicar, dentro de nuestras posiblidades, algo de nuestro tiempo a este fin. Los juegos son una expresión social y cultural que evidencia la adaptación que ha protagonizado el ser humano en relación a su entorno. Estudiar los juegos comporta conocer la evolución de la vida de sus protagonistas. Desde la infancia hasta la adolescencia los juegos desempeñan en el niño y la niña un importante papel en su desarrollo personal: satisfacer sus necesidades de acción y expresión, mientras contribuyen a la adquisición de aptitudes físicas e intelectuales, enseñándoles a relacionarse con los otros y con su entorno, inculcándoles aquellos valores y normas sociales que luego acatarán durante su vida adulta. Lo lúdico está asociado con aspectos tales como la diversión, la espontaneidad, el simbolismo, la voluntariedad, la incertidumbre en el resultado. El hecho de jugar es una práctica motriz, mental, lúdica, abierta e individual, en la que no existen reglas fijas y el protagonista puede hacer lo que le apetezca en cada momento. Pero el juego es una práctica motriz, mental y lúdica sujeta a unas reglas que determinan una serie de condiciones (obligaciones, derechos y prohibiciones), cosas que se pueden hacer y cosas que no, y son acordados por las personas que quieren participar juntas y competir. Pero nuestra intención es poner en valor un patrimonio cultural y educativo que además de lúsico nos propone un patrimonio propio de los pueblos del mundo, y podemos hablar de historia, arte, música, ciencia, educación, … EL MUSEO DEL TROMPO DE ANTEQUERA SE PUEDE VISITAR, PREVIO AVISO, LLAMANDO AL 696 016 326. Sebastián del Pino Cabello