Área de Turismo Excmo. Ayto. de Antequera La consagración del templo se hizo en el año 1658. El interior del mismo, como era habitual en los de esta orden, es de una extremada sencillez arquitectónica. Tiene planta de cruz latina, cubriéndose la nave, brazos del crucero y cabecera plana con bóvedas de medio cañón con lunetos y arcos fajones; la bóveda de media naranja del crucero descansa sobre pechinas decoradas de escudos guarnecidos de yeserías manieristas. El exterior sufrió algunas modificaciones el pasado siglo. De la primera época subsisten la portada del compás, que se corona con hornacina de ladrillo en la que se expone una escultura de San Francisco en piedra caliza blanca de El Torcal. La decoración interior responde a los modelos decorativos de la orden Capuchina. En este sentido observamos el retablo mayor, compuesto por un total de diez lienzos articulados por sencillas molduras. Los temas iconográficos son alusivos al franciscanismo y se disponen en torno a un enorme lienzo central en el que aparece la Inmaculada venerada por San Francisco y San Buenaventura.