Área de Turismo Excmo. Ayto. de Antequera Casi toda la primera mitad del siglo XX supone dentro de la arquitectura sevillana una constante búsqueda de la propia entidad perdida. Dentro de este movimiento (que se ha dado en llamar “Arquitectura del Regionalismo”), no cabe la menor duda de que la gran figura, que alcanza mayor renombre es la de Aníbal González. La Casa Serrailler de Antequera, que es una de las últimas obras de Aníbal González, se inserta, por tanto, dentro del foco sevillano. Hacia el exterior se desarrolla una gran fachada de ladrillo en limpio, organizada en cinco ejes verticales y tres plantas en disminución de altura hacia arriba. El eje central lo ocupa la portada. Del interior del edificio destaca el patio, quintaesencia del sevillanismo inventado por el maestro: columnas corintias de mármol blanco, molduración de ladrillo, azulejería trianera, etc.