Área de Turismo Excmo. Ayto. de Antequera Uno de los edificios mejor conservados, así como una de las poquísimas construcciones domésticas de las que conocemos su fecha y autor. Ambos datos rezan en una cartela de la fachada en la que se dice textualmente: “Juan de Navarrete me fecit. Año 1762”. Su exterior, organizado tectónicamente según el modelo antequerano de “fachada-armazón”, es totalmente de ladrillo con excepción de la portada. Esta, labrada en sus dos cuerpos en caliza blanca del Torcal, presenta en el primero pilastras muy originales, coronadas de capiteles toscanos ovados y decoradas en el fuste por una especie de casetones mixtilíneos; los detalles ornamentales responden al repertorio rococó. En el segundo cuerpo, a ambos lados de la portada, podemos ver dos espléndidos escudos, también en caliza blanca, que se enmarcan en un recuadro quebrado de ladrillo de tradición mudéjar. Del interior del edificio las piezas más interesantes son el patio y la caja de la escalera. El primero tiene, en planta baja, tres galerías de columnas toscanas de caliza roja. Sobre ellas descansan arcos de medio punto y un cuerpo superior con balcones, todo ello en ladrillo y de sencilla molduración. Deliciosa es la caja de la escalera, que, nos ofrece un auténtico derroche de yeserías barrocas.