Antequera, un enclave para el cine