El Alcalde destaca la importancia de que el Consistorio pase a ser propietario de esta singular y pionera obra cinematográfica sobre uno de los enclaves que son Patrimonio Mundial de la UNESCO. El máster con el metraje original rodado en 35 milímetros ya se encuentra depositado en el Archivo Histórico Municipal.

El alcalde de Antequera, Manolo Barón, confirma el acuerdo con el cineasta antequerano Juan Lebrón para que el Ayuntamiento sea propietario de los derechos y el metraje del primer documental filmado sobre El Torcal de Antequera en el año 1986, un bien histórico y cultural de primera magnitud sobre uno de los enclaves que ya es Patrimonio Mundial de la UNESCO.

De hecho, el máster original rodado en 35 milímetros ya se encuentra depositado en el Archivo Histórico Municipal, teniéndose la intención en un futuro cercano de convertir digitalmente el mismo para poder proceder a su pública difusión y divulgación del considerado como la principal y más importante grabación cinematográfica realizada sobre El Torcal. En este sentido, el Alcalde confirma también que la adquisición de esta película será comunicada a ICOMOS “dada su extraordinaria naturaleza e importancia como elemento de difusión sobre un bien que ya es Patrimonio Mundial de la UNESCO”.

Se continúa así, por parte del Ayuntamiento, con la labor de promoción y difusión de los bienes que son Patrimonio Mundial, apoyándose a su vez la labor y trayectoria de un insigne antequerano como es el cineasta Juan Lebrón, en cuyas espaldas recaen títulos tan destacados como el documental sobre la “Semana Santa de Sevilla”, la película “Sevillanas” de Carlos Saura o el proyecto “Andalucía es de Cine”. Manolo Barón agradece la disposición y colaboración que el propio Juan Lebrón ha realizado al respecto de esta iniciativa para que el primer documental realizado sobre El Torcal de Antequera sea ya propiedad de todos los antequeranos.

Sobre el documental “El Torcal de Antequera”

El documental en cuestión fue producido y coordinado por el cineasta antequerano Juan Lebrón. La dirección corrió a cargo de Antonio Betancor, autor de títulos como “Valentina” o “Crónicas del Alba”, mientras que la admirable dirección de fotografía recayó en José Aguayo, responsable de películas como “Viridiana” o “Tristana”. La narración del documental fue de Rafael de Penagos. El rodaje estuvo compuesto por un equipo de 20 personas y se desarrolló durante un mes, estudiando su particular flora y fauna, quedando retratadas sus cavernas, su excepcional belleza paisajística y, por supuesto, sus mágicas puesta de sol.